Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Los gijoneses reciclaron en 2016 108,52 Kg. por habitante y año

Votos

(Total de votos recibidos 19)

(Puntuación 3,05)

bandera gijon
Gijón alcanzó en 2016 el 24,14% de residuos reciclados en los contenedores de calle y los Puntos Limpios

La Unión Europea ha fijado para el año 2020 un reciclaje del 50% de los residuos urbanos

Los gijoneses siguen reciclando pero no es suficiente.

Gijón alcanzó en 2016 el 24,14% de residuos reciclados en los contenedores de calle y los Puntos Limpios, con 108,52 kg. habitante/año, lo que significó un incremento del 7,2% con respecto a 2015.

En total, en Gijón, EMULSA y Cogersa gestionaron, en 2016, 30.100 toneladas de residuos reciclables, con un aumento del 7,9% con respecto al año anterior.

Esto significa que el reciclaje en los contenedores de calle creció en Gijón, en 2016, un 1,8% repartido en un incremento de un 0,6% en los de papel/cartón, un 4,7% en los de envases y en los de vidrio del 1,7%.

El reciclaje cartón comercial recogido puerta a puerta descendió un 32,5%, debido fundamentalmente a los hurtos  y el vidrio hostelero recogido aumentó un 26,8%.

En los 4.406 contenedores de reciclaje repartidos por las calles de Gijón se recogieron 68,11 kg. por habitante/año, cifra que llega a los 128,52 kilogramos (un 2% más) si se incluyen lo reciclados en los cuatro Puntos Limpios de Gijón.

Además en Gijón se realiza una recogida separada de residuos orgánicos para su reciclaje en compost y biogás, con un registro en 2016 de 247.940 kg.  y de ropa, con un incremento del 7% con respecto al año anterior al alcanzar en 2016 las 840 Tm.

Los Puntos Limpios recibieron en 2016 66.195 usuarios, que depositaron 13.199 Tm. de residuos destinados al reciclaje que, por su características, no pueden dejarse en los contenedores de calle.



Palabras clave Cuidado ambiental, Gijón