Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Aula Boreal. Compositores Barrocos Sorianos

Horario 12 Julio (20:00 h)

Concierto. Festival de Música Antigua de Gijón. Centro de Cultura Antiguo Instituto

Entrada libre hasta completar aforo

Sopranos 1as: Belén Madariaga y Mariemi Otaola
Sopranos 2as:
Léonore Hennequet, Lola Moragues y Arantza Azkorra
Altos:
Carmen Molina, Txelu Madariaga y Joseba Ibaseta
Tenores:
Toño Vega Borjabad, Alex García Santibáñez, Daniel Garay,
Javier Garay Moragues y José Mª González Estoquera

Violines:
Javier Navascués y Teresa García
Violoncello:
Adrián Robles
Traverso y guitarra barroca:
Daniel Garay
Órgano positivo:
Patxi García Garmilla

Puedes descargarte el programa del concierto (PDF)

Aula Boreal

Fue fundada en 1999 por Patxi García Garmilla (virginal), Francisco Luengo (viola da gamba) y Daniel Garay (traverso). Como trío especializado en la interpretación del repertorio barroco, sus primeros conciertos en Castilla y León, Galicia y País Vasco consolidaron un proyecto dotado de una sólida vocación de continuidad.

A finales de 2001, abordó por primera vez un programa íntegramente formado por obras de compositores españoles del siglo XVII y, bajo la dirección musicológica de Patxi García Garmilla, un proceso de búsqueda, selección y transcripción de fuentes de música española e iberoamericana en diversos archivos de España y otros países de Europa y América. Para ello, el grupo amplió su plantilla (cantantes, tiorbistas, violistas, percusión), e igualmente su patrimonio organológico, adoptando distintas configuraciones en función de las características del repertorio abordado. Actúa en Bilbao, San Sebastián, Burgos, Santiago de Compostela, Valencia, Alicante, Albacete, Soria (concierto de clausura de “Las Edades del Hombre”), Valladolid, etc. Ha grabado un CD monográfico del compositor Juan del Vado (ca.1625-1691) que ha tenido una excelente acogida por su elegante interpretación y gran interés musicológico. El volumen "Andrés Algarabel y Arroyo: Edición Práctica de sus Obras de Música", cuyo autor es Patxi García Garmilla, ha sido publicado por el Servicio Editorial/Argitalpen Zerbitzua de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Con Daniel Garay como director, ha ampliado puntualmente su plantilla vocal e instrumental para interpretar piezas de la talla de la Oda para el Funeral de la Reina Mary de Henry Purcell y el Gloria de Antonio Vivaldi, además de diversas obras instrumentales de Händel, Warlock y Respighi.

En los últimos años Aula Boreal también ha intensificado sus esfuerzos en pro de la música compuesta por los compositores sorianos del Barroco. Así, ha repuesto diversos villancicos y cantadas junto con la formidable Misa Nunc dimittis de Andrés de Algarabel (Medinaceli,ca.1695 - Valladolid, 1740) bajo la dirección de Daniel Garay y centra ahora sus esfuerzos por recuperar las obras de Lucas de Sancho López (Morón de Almazán, 1662 - Medinaceli, 1712) y su hijo Salvador de Sancho Iturmendi (Medinaceli, ca.1687 - Sigüenza, 1754). Autores y músicas olvidadas deben volver a ocupar el digno papel que en su día desempeñaron; es una larga y difícil tarea la de revivir el esplendor musical del pasado, pero sumamente gratificante si encuentra un mínimo apoyo institucional que la anime y estimule.

Programa de Compositores Barrocos Sorianos

Salvador de Sancho Iturmendi
(Medinaceli, ca.1687 – Sigüenza, 1754)
Te lucis ante terminum “sobre el metro de el tiempo” (Catedral de Sigüenza, E:SIGc 24/13)
Baile de las Serenatas (Archivo Histórico Diocesano de El Burgo de Osma, E:OSahd 8/37)
Aria (“Cupidillo aleve”)
Duo (“Para buscar el amor”)
Recitado (“Amor, que es inquietud de los sentidos”)
Aria con Ayre (tormenta) (“Hijo de la espuma”)
Recitado (“Amor es una hoguera”)
Minué (“El abismo es tu centro”)
Recitado (“Si el amor es firmeza”)
Aria (“Todo el triunfar”)
Recitado (“Pues entre las deidades”)
Aria (“Mariposa salpicando”)
Minué (instrumental)
Pedazos (Coplas) (“En el día festivo”)
Quatro (“¡Al mar! ¡Al abismo!”)


Lucas de Sancho López
(Morón de Almazán, 1662 – Medinaceli, 1712)
Niño, si venís del cielo (Catedral de México D.F., ME:Mc A1843)

Andrés de Algarabel y Arroyo
(Medinaceli, ca.1695 – Valladolid, 1740)
Lauda Jerusalem (E:OSahd 3/10)
Salve Regina (Catedral de Segovia, E:SEc 49/11)
Vengan a la oposición (E:SEc 41/1)

Por vez primera reunimos en concierto la música de los tres grandes compositores sorianos del Barroco:

  • Lucas de Sancho López
  • Salvador de Sancho Iturmendi (hijo del anterior)
  • Andrés de Algarabel y Arroyo (discípulo de Salvador)

Bautizado en Morón de Almazán el 8 de abril de 1662, Lucas de Sancho López fue admitido en 1677 como mozo de coro en la catedral de Sigüenza bajo la tutela de su maestro, Benito de Ambrona. En 1682, continuaba en Sigüenza como infante de coro y un año más tarde las actas capitulares le mencionan como licenciado, lo cual hace suponer que tenía estudios cursados en la Universidad. Un año después obtuvo licencia del Cabildo para irse a ordenar, si bien los problemas económicos le persiguieron incluso siendo ya titular del magisterio ocelitano. Durante toda su vida profesional, Lucas de Sancho ocupó el puesto de maestro de capilla en la Colegial de Medinaceli, concretamente entre 1683 y 1712, accediendo a este cargo por renuncia de Juan Cedazo, quien lo había ocupado solamente durante un año. Lucas de Sancho contrajo nupcias con Manuela de Iturmendi y uno de sus hijos fue el ilustre músico Salvador de Sancho Iturmendi, maestro de capilla en la Catedral de Sigüenza entre 1725 y 1754. Se conservan 29 obras de Lucas de Sancho repartidas entre el Archivo Histórico Diocesano de El Burgo de Osma (17), la Catedral de Sigüenza (10), la Catedral de Salamanca (1) y la Catedral de México D.F. (1). Su producción recuperada comprende una misa, 7 salmos, 5 Magnificat, una lamentación, 8 motetes, 6 Salves y un villancico.

Salvador de Sancho Iturmendi nació en Medinaceli hacia 1687 y fue infante de coro de la iglesia de El Pilar de Zaragoza durante unos once años, probablemente entre 1698 y 1709, con lo que seguramente pudo haber sido discípulo de Jerónimo Latorre, maestro de capilla en El Pilar desde el fallecimiento de Diego Caseda en 1694 hasta 1700. Su hermano, Manuel de Sancho, también ingresó en El Pilar en 1698. Pero su maestro más importante en la ciudad del Ebro fue Miguel de Ambiela, que había sucedido a Latorre en 1700 y ejerció el magisterio hasta 1707. Entre 1717 y 1725, Salvador de Sancho fue maestro de capilla en la colegiata de su villa natal de Medinaceli, habiendo sustituido a Jaime Saleta, quien apenas había estado un año en dicho magisterio. La vida musical y política en la villa ocelitana por aquel entonces era especialmente activa. Así, el 13 de abril de 1717 llegaron los duques a la villa, acompañados de su séquito y familia, y la música desempeñó un papel preponderante, especialmente durante los solemnes oficios religiosos. A mediados de enero de 1725, la plaza de maestro de capilla de la catedral de Sigüenza quedó vacante por el fallecimiento de José Caseda Villamayor, que la había ocupado desde 1711. El Cabildo seguntino procedió entonces a cubrir la plaza mediante un novedoso protocolo: pidió informes, por un lado, al maestro José de San Juan de las Descalzas Reales de Madrid que había sido infante de coro en Sigüenza, y, por otro, a Miguel de Ambiela, maestro de capilla en Toledo y antecesor de San Juan en las Descalzas, para que ambos opinaran sobre quién podría ser la persona más adecuada para ocupar la plaza. En poco más de dos semanas el Cabildo ya tenía en su poder los informes de ambos maestros. Ambas propuestas no tenían muchos nombres coincidentes, pero sí uno, el de Salvador de Sancho lturmendi, maestro de la colegiata de Medinaceli. Así que el Cabildo resolvió la cuestión pocos días después nombrándole titular de dicho cargo. Los primeros problemas serios de salud que tuvo Salvador de Sancho debieron acontecer en junio de 1737. Cuatro años después, uno de sus discípulos, Manuel Rata, tuvo que encargarse de la celebración del Corpus Christi debido a una nueva enfermedad del maestro. Nuestro músico pudo mantenerse en el cargo de maestro de capilla hasta el año de su muerte en 1754 gracias a la ayuda de otro de sus pupilos, Acacio Garcilópez de la Peña, quien había sido nombrado teniente de maestro de capilla en 1743, lo que nos lleva a pensar que la salud de Salvador durante los once últimos años de su vida no fue todo lo buena que hubiera sido deseable. Se conservan 63 obras de Salvador de Sancho repartidas entre el Archivo Histórico Diocesano de El Burgo de Osma (33) y la Catedral de Sigüenza (30). Su producción recuperada comprende 13 salmos, 3 Magnificats, 2 Misereres, 2 lamentaciones, 16 motetes, 8 Salves, 6 villancicos, una cantada, una loa, un baile, un conjunto de 17 cánones, un Parce mihi, un grupo de 3 versos, 5 Te lucis ante terminum y 2 Dies irae.

Andrés de Algarabel y Arroyo, nacido en Medinaceli hacia 1695, es también un maestro poco conocido. Debió ser infante de coro en la Colegiata de Santa María de su villa natal entre 1714 y 1717, siendo su principal maestro Salvador de Sancho Iturmendi, quien le corregía sus tempranas composiciones. Algarabel sucedió a Jerónimo de Carrión como maestro de capilla de la catedral de Segovia en 1721, tras ganar unas reñidas oposiciones a las que concurrieron, además de nuestro maestro, Pedro Rodrigo, Juan Luengo y Fabián Clemente. Aún se conservan en Segovia los villancicos de oposición del propio Algarabel y el de Juan Luengo. En 1723, tenía la intención de ocupar la plaza de maestro de capilla de la catedral de Santiago de Compostela, incluso debió enviar allí algunas obras suyas, pero no se tiene constancia de que se presentara a los ejercicios; curiosamente, la ganaría Pedro Rodrigo, maestro de capilla en Oviedo que había sido derrotado por el propio Algarabel dos años antes. En 1731 nuestro maestro remitió al deán de la catedral de Valladolid varias composiciones que el Cabildo de dicha catedral ordenaría más tarde que se cantaran. Este envío seguro que estuvo relacionado con la convocatoria de oposiciones para cubrir la plaza de maestro de capilla. Pues bien, las ganó nuevamente Algarabel, derrotando esta vez a Adrián González Gámiz (maestro de capilla en El Burgo de Osma), Domingo Tejedor (maestro de capilla en Lleida), Agustín Gámiz de Salazar (organista en Zamora), Tomás Barcenilla (organista de la propia catedral de Valladolid), Manuel Paradís, José Mir y Llusá -quien sucedería a Algarabel como maestro de capilla en Segovia- y Gregorio Bartolomé Remacha; estos tres últimos estaban instalados en Madrid. Las actas capitulares de la catedral pucelana arrojan algunos datos de interés sobre la vida y fallecimiento de Algarabel en Valladolid, además de los fines cultuales a los que destinó una parte de sus bienes testamentarios. Se conservan 19 obras de Andrés de Algarabel repartidas entre el Archivo Histórico Diocesano de El Burgo de Osma (8), la Catedral de Segovia (3), la Catedral de Valladolid (2), la Real Biblioteca del Monasterio de El Escorial (1) y la Catedral de México D.F. (5). Su producción recuperada comprende 2 misas, 5 salmos, 2 Magnificat, 2 cantadas, un motete, una Salve, una antífona y 5 villancicos, entre estos últimos, el impresionante Vengan a la oposición con el que ganó el magisterio segoviano.


Aula Boreal


Centro de Cultura Antiguo Instituto
Dirección C/Jovellanos, 21. 33201 Gijón/Xixón GijónAsturias
Teléfono +34 985 181 001
Fax 985 350 709
Correo electrónico ccai@gijon.es
Horario Lunes a Viernes: 9:00-21:30h.
Sábados: 10:00-14:00h. y 16:00-21:00h.
Domingos y festivos: 10:00-14:00h.
Localización

Descripción

El 19 de octubre de 1797, Gaspar Melchor de Jovellanos colocó la primera piedra del Real Instituto Asturiano, fundado con el objetivo de impartir formación científica y técnica en las materias de marina y minería, dada la importancia de ambas actividades en Asturias.

El edificio actual es el resultado de dos fases constructivas. La primera se desarrolló entre 1797 y 1807 y responde a las trazas de Juan de Villanueva (1739-1811), que proyectó la planta baja, de estilo neoclásico. La segunda fase se corresponde con la ampliación realizada entre 1887 y 1892 por Ricardo Marcos Bausá, que consistió en la elevación de dos plantas sobre la original.

Actualmente alberga el Centro de Cultura Antiguo Instituto, un espacio de referencia para la creación, producción y difusión artística y cultural de la ciudad, así como de la formación especializada en los lenguajes artísticos, proporcionando los espacios y equipamientos adecuados para tal fin. Depende del Departamento de Promoción de las Artes cuyo objetivo primordial es el apoyo a los creadores que inician su trabajo en distintos ámbitos de la creación.Su programación se articula en las siguientes grandes áreas: Programas de Difusión: Conciertos de Música, actuaciones de Teatro y Danza, Poesía, Imagen; Apoyo a la Creación Artística; Formación especializada: Sonido, Imagen, Teatro, Danza; Apoyo al Asociacionismo: casi 200 entidades y asociaciones colaboran anualmente en las actividades del Centro; Grandes eventos culturales: Salón del Libro Iberoamericano, Fetén, Semana de Música Antigua, Danza Gijón, Festival Internacional de Cine, Salón Internacional del Cómic, Al Norte, Festival Internacional de Video-Arte Optica, Festival Internacional de música de Gijón...


Accesibilidad:

  • Alta:
    • Acceso
    • Movilidad interior
  • Media:
    • Ascensor
  • Baja:
    • Aseos

Observaciones:

Dispone de aseo para personas con discapacidad, pero se considera practicable pues no cumple con las medidas legalmente establecidas (carece de espacio de transferencia y el lavabo tiene pedestal).

Información sobre las salas del Centro de Cultura Antiguo Instituto


Sala Teatro Otras disposiciones
m2 Altura
Salón de actos
120
150 4 - 5
Sala de conferencias
100 Escuela 82 4